El gobierno toma represalias contra los sindicatos tras el 14N

La multitudinaria huelga del pasado 14 de noviembre que llevó a millones de personas a las calles provoca que se impute a los principales sindicatos CCOO y UGT a petición del Ministerio Fiscal según acaban de confirmar fuentes judiciales.

Los secretarios generales de los sindicatos tendrán que declarar en las próximas semanas como principales acusados de un delito de alta traición al Estado y de incitación al escándalo público, por no hablar de la sanción a la que se enfrentan por superar el  aforo permitido en las manifestaciones que ha provocado numerosos heridos y detenidos.

El gobierno plantea este seguimiento masivo como algo negativo fruto de las influencias catalanas y la herencia de Zapatero.

‘Hay más de cincuenta heridos entre nuestros oficiales de la policía.” declaró Ana Botella, alcaldesa de Madrid. “Nunca más mientras yo sea alcaldesa va a repetirse un evento de estas características en lugares públicos. A manifestarse a casa o a twitter, es muy arriesgado permitir que semejante algarabía de perroflautas deambulen por la calle, pueden contagiar a la gente de bien.”

“Primero arruináis España y luego me jodéis la hora de la siesta.” Declara Rajoy. Fuentes cercanas al ejecutivo afirman que se está planteando recurrir al Estado de Sitio y al toque de queda para reprimir los numerosos movimientos sociales que está provocando la crisis.

Los sindicatos acusan al gobierno de ser culpable de las actividades violentas del pasado miércoles  alegando que “si tuviesen trabajo no tendrían tiempo para quejarse.”

Desmienten que la participación superase el 30% de la población. “Lo teníamos todo controlado, nada de superar el aforo. En las grandes ciudades no  se reunieron más de 2000 personas, es todo una manipulación política. Y de piquetes nada, el único movimiento masivo del que estamos informados era la cola de los montaditos.” Afirma Cándido Méndez, secretario general de UGT.

Imagen  

La plantilla de Lo que no pasa secundó al 100% la huelga al encontrarse amenazada y extorsionada por su jefe, Paco Marhuenda, que declaró explícitamente en La Razón que cualquier trabajador que acudiese a redacción en día de huelga sería inmediatamente despedido.

@maarieetaa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s