Amanecer 2 da fin a la aportación cultural de la saga

Viernes. 17:00  de la tarde. Más de cien adolescentes gritando al unísono con el fin de ser escuchados. No, sus frases no se dirigían a Rajoy. Ni siquiera a Wert. ¿El motivo? El estreno del fin, al fin, de la saga Crepúsculo: Amanecer. Parte 2. Porque sí, han tenido que hacer dos películas para que podamos digerir mejor esa combinación tan perspicaz  de azúcar y gilipolleces.

Han pasado cuatro años desde que se estrenó la primera de la saga. Un fenómeno de masas que para los críticos de cine no tiene apenas ningún valor cinematográfico, pero, oye, desabrocha una cantidad de sujetadores que a muchos ya les gustaría. Y es que si hay algo que no le falta a esta película, son las voces de las grupis locas cada vez que Edward o Jacob enseñan un trozo de carne. Que no son pocas.

Por si aún queda algún despistado, os pongo al día. Amanecer. Parte 2 continúa la historia justo por donde se quedó la primera entrega. Bella abre los ojos ya convertida en vampiro tras dar a luz a un bebé que, en sus primeros momentos, está generado por ordenador. Como apunte, podemos confirmarles que tanto el diseñador de este engendro como el encargado de las portadas de La Razón, son la misma persona.

Renesmee, producto de una noche en una isla desierta sin Internet, se convierte en una rompecorazones desde el principio. Nada más nacer, Jacob, el hombre lobo de unos diecisiete años, se imprima de ella. Para que lo entendáis, un amor a primera vista más obsesivo que paro tiene España. La edad aquí no es un impedimento, porque es una película y todo queda romántico, pero luego eso lo hace un cura con niños más creciditos y ya es pedofilia. Hipócritas.

A partir de aquí se encadenan una serie de acontecimientos cargados de acción para nada predecibles. Una que se chiva a los Vulturis de la nueva criatura, estos que se quieren imponer y provocan una lucha de clases entre vampiros aristócratas y vampiros perroflautas, que parece que los malos van a acabar con la familia Cullen aunque, por sorpresa, no logran ganarles…

Pero no todo son pegas. Lo bueno de esta última entrega, al igual que todas las que la acompañan, es que ha conseguido estimular el pensamiento de millones de personas en todas las parte del mundo. Sentimientos que incitan desde destrozar la cama con tu pareja hasta planear una matanza en una de las proyecciones del filme.

@LauuuM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s